Nuestros orígenes

Donald Hellison

En la Actividad Física y el Deporte para que exista el juego han de seguirse unas reglas por lo que se podría pensar que el deporte lleva intrínseco una educación en valores. Sin embargo, muchos autores demuestran que el mero hecho de practicar Deporte o Actividad Física no confirma tal afirmación.

“El deporte centrado en los niños está en peligro debido a cuestiones de estrés (porque ganar es lo único que importa),  al aumento de la violencia en el deporte, a la lucha por hacer que un niño se inscriba en un determinado club y a la falta de iniciativa de juego” (Knop, 1993).

En PIVESPORT esto nos preocupa y nos hace trabajar estableciendo con los entrenadores una metodología precisa con unos objetivos concretos, unas actividades y estrategias metodológicas prácticas y unas técnicas de evaluación adecuadas para lograr una correcta transmisión de valores éticos y sociales a través del Deporte, como bien hace referencia Jiménez (2008).

PIVESPORT es un Programa de Integración de Valores Éticos y Sociales por el Deporte que aborda las relaciones entre todas las partes implicadas: clubes, deportistas, entrenadores y familias. Pero, ¿cuál es su origen?

Nuestro modelo está basado en numerosos estudios científicos que evidencian los grandes beneficios que tiene el fomento de valores por el deporte. De todos los autores que lo han tratado, nos centramos en tres: Hellison (1985, 1995, 2000, 2003, 2005 y 2011), Escartí (2005) y Carreres (2014). Hoy hablaremos del primero, Donald Hellison, dejando los otros dos para próximas publicaciones.

Hagamos un viaje relámpago imaginario y situémonos en Chicago, Estado de Ilinois. La tercera mayor ciudad de EEUU presume de tener dos de las universidades más prestigiosas del país y del mundo. En una de ellas, la Universidad de Idon_small-copyllinois, Donald Hellison es profesor de Educación Física y doctor en Derecho.

Si tratas de conocer sus ideas acerca de la educación en el deporte adviertes que es un profesor que entiende la
Actividad Física y el Deporte con una concepción humanista. Hellison la ve como una materia donde se le da máxima importancia al respeto a la dignidad de la persona y plantea como objetivo desarrollar de forma positiva y plena al individuo mediante el fomento del potencial propio de cada uno con vistas a mejorar su bienestar social y personal.

Por ello, a principios de los años setenta desarrolló su modelo Teaching Personal and Social Responsibility (TPSR) dirigido a jóvenes en riesgo de exclusión para fomentar el desarrollo positivo en ellos y proporcionarles la posibilidad de aprender comportamientos que les ayudasen a desenvolverse con éxito en sus vidas.

Gracias a Hellison disponemos de los niveles de responsabilidad que luego adaptó al contexto de nuestro país Amparo Escartí, entre otros, de la que hablaremos en la próxima publicación sobre nuestros orígenes.

Equipo PIVESPORT