Hoy entrevistamos a: Marcelo Pollio

Se trata del profesor de iniciación al pádel de la Ludoteca La Piñata que, tras recibir nuestra primera formación en Marbella, allá por octubre de 2015, lleva poniendo en práctica el Modelo en todas sus clases de pádel con niños de entre 7 y 12 años, ¡desde el primer día!
Marcelo guiando una de sus clases de iniciación al Pádel

Marcelo es profesor de iniciación al pádel con chicos de entre 7 y 12 años. Conoció PIVESPORT a través de las redes sociales justo unas semanas antes de que iniciase su actividad como técnico en la Ludoteca. Al enterarse de que iba a haber unas jornadas de formación sobre metodología educativa para toda aquella persona relacionada con el deporte en Marbella, no lo dudó y allí se presentó para ver de qué se trataba. “Me vino de perlas la metodología puesto que las clases de iniciación al padel las comenzaba a dar justo después de la formación y pude aplicar el modelo desde el primer día, ¡parecía medido!” nos cuenta Marcelo.

MarceloPollio
Marcelo Pollio

Para él, PIVESPORT le ha servido para organizar un poco todas las ideas que tenía sobre cómo dar las clases: “es una muy buena metodología de trabajo para organizar las clases y a partir de ahí mandar el mensaje educativo de forma clara a los chicos” y añade que “el respeto, el esfuerzo, la autonomía… son cosas que antes ya las trabajaba pero que ahora uno lo tiene todo más organizado y estructurado para que llegue mejor a los alumnos”. También, nos comenta que le sirvió para aprender a escuchar a los chicos, “después de las clases les pregunto sobre cómo creen que van y sobre qué les ha gustado de la clase”, de esa forma conoce de primera mano cómo se sienten sus pequeños deportistas y qué aspectos debe mejorar él para las próximas sesiones.

Marcelo se define como una persona muy metodológica y estructurada aunque reconoce que antes de conocer el Modelo no conseguía estructurar sus clases como a él le hubiese gustado, por eso, estando en la primera formación, Marcelo ya tenía claro que debía aplicarlo en sus clases de pádel que oferta en la Ludoteca La Piñata porque vió a PIVESPORT como una gran herramienta para organizar sus clases y a la vez inculcar la educación por el deporte.

Ahora, una vez puesto el Programa en práctica, él nota mucho interés en sus alumnos sobre cosas que antes quizás no se le hacía tanto hincapié. Los chicos han mejorado en su rendimiento y en la comunicación. Y todo a través del juego y la educación en valores: “Los chicos saben del modelo, trabajan cada día los niveles, todo a través de juegos y fomentando la comunicación e interacción entre ellos”, “gracias a esto, van tomando conciencia de que su comportamiento y su forma de ser es muy importante para su día a día y también para mejorar como deportista, el Modelo además es una perfecta herramienta para mejorar su rendimiento como deportista y se nota si lo aplicas”, nos dice Marcelo con convencimiento.

Este año, con los más pequeños ha trabajado el respeto y el esfuerzo y con los más grandes la autonomía y el liderazgo: “los más grandes ya habían trabajado antes los dos primeros niveles y me pude permitir el lujo de trabajar el 3 y el 4 con ellos”. Nos comenta que la implicación de sus chicos fue tal que, vió necesario compensárselo de alguna forma. Así, al finalizar la temporada incorporó a su ya tradicional merienda de final de curso una entrega de medallas donde se reconocía a los deportistas el nivel en el que mejor habían trabajado (adjuntamos foto).

MedallasPRPS
Medallas con los Niveles de Responsabilidad ideadas por Marcelo.

Por último, Marcelo anima a todos los técnicos deportivos a que no pierdan la oportunidad de abrirse a los niños: “el deporte no es solo técnica y táctica, el deporte es conocer a tu deportista, hacerle que reflexione y educarle para la vida y trabajando directamente con el Modelo se consigue hacer llegar este mensaje a los chicos de una manera mucho más fácil y encima notas cómo mejoran en su rendimiento” concluye nuestro protagonista de hoy.

Gracias a profesionales como tú, estamos creando una buena generación de futuros adultos responsables y líderes de sus propias vidas.

¡Muchas gracias Marcelo!