El porqué

La actividad física y el deporte pueden ser fuente de integración social, solidaridad y confianza en uno mismo pero también de conflictos, violencia, intolerancia y exclusión

es un programa basado en la convicción de que los adolescentes y jóvenes, para ser individuos eficientes en su entorno social, tienen que aprender a ser responsables de sí mismos y de los demás e incorporar estrategias que les permitan ejercer el control de sus vidas de forma responsable.

Los valores relacionados con la responsabilidad personal son el esfuerzo y la autonomía; mientras que el respeto a los sentimientos y derechos de los demás, la empatía y la sensibilidad social lo son respecto a la sociedad.

La actividad física y el deporte pueden ser fuente de integración social, solidaridad y confianza en uno mismo pero también de conflictos, violencia, intolerancia y exclusión. Los valores no se promocionan por el simple hecho de la práctica deportiva.

Para lograr una correcta transmisión de valores éticos y sociales es necesario establecer una metodología precisa con unos objetivos concretos, unas actividades y estrategias prácticas que los hagan operativos y unas técnicas de evaluación adecuadas. Por ello, en PIVESPORT se trabaja para fomentar esos valores por el deporte.